Trípodes Leofoto

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

LEOFOTO

Soy la típica persona que a lo largo de los años como fotógrafo e adquirido accesorios de fotografía de muchas clases y calidades, quizás por la falta de información o porque uno cree que todo aquello que no sea una cámara o un objetivo queda en segundo plano. Desde mis inicios en la fotografía e utilizado diferentes marcas y modelos de trípodes e incluso a llegado a fabricarlo por motivos varios. El trípode de madera que muestro más abajo lo fabriqué pues no era fácil en aquellos tiempos encontrar uno sin barra central para poder ponerlo a ras de suelo y además una cosa muy importante, es que las patas sean lo suficientemente estables pero a las vez cortas pues cuando se fotografía tumbado a ras de suelo con algún compañero es muy incómodo trabajar con dos trípodes a la vez.  

Pasado los años e utilizado innumerables marcas, desde algunas muy afamadas y caras hasta otras que me duraban una sola temporada. En la FIO del 2017 conocí la marca LEOFOTO, esta marca me enamoró por el trípode LS-223C con la rótula LH-25 que es la combinación perfecta para trabajar a ras de suelo, con tan sólo 20 cm plegado y sus 700 gramos de peso es capaz de soportar cualquier teleobjetivo existente en el mercado. Para mí es el trípode que más utilizo pues casi todo lo que hago es tumbado a ras de suelo ya la fiabilidad y portabilidad que ahora tengo es algo fundamental para mi día a día.  

Mi segundo trípode que adquirí fue el LS-284CEX con la rótula LH-30. Éste trípode tiene una peculiaridad que es que en su parte superior tiene una semiesfera que hace de base niveladora  que fundamentalmente utilizo para fotografías 360, suprimí la base niveladora de la rótula y con la que trae el mismo trípode hace la función al cien por cien. Al poder adaptarse a cualquier terreno en circunstancias de pendientes o utilizar rótulas de video o gimball la base niveladora es fundamental para poder trabajar con el horizonte correctamente.

  El tercer trípode de la marca que uso es el LS-365C que es con el que salgo a fotografiar a las aves, 5 secciones 48,8 cm plegado y 1,53 cm con todas las secciones abiertas. El más robusto de todos pudiendo carga 20 kg de peso, a principios de Junio viajé a Irlanda donde soportó sin ningún problema las inclemencias del tiempo (agua de mar y agua de lluvia), un mes después ni una sola marca de oxido en ninguna de sus piezas metálicas.

Otro de los puntos fuertes son los accesorios que traen de serie a la hora de comprarlos, llaves, pinchos para las patas, bolsa de trasporte… y los que podemos adquirir individualmente como pinchos para terrenos rocosos, brazos articulados, columna central, pinzas… todos de una calidad y fabricación excepcional.   

En conclusión son herramientas imprescindibles para los fotógrafos que no debemos descuidar en ningún momento pues son el soporte ideal para trabajar lo más estable y seguro.